XIII M M Ciudad Rodrigo

Con cien cañones por banda y viento en popa a toda vela…es como nos hubiese gustado hacer esta media maratón a todos.

Pero no, una vez más alguien ha invocado al Dios del Viento que no ha querido perderse este evento.

Teníamos chofer y se agradeció esa hora de más que pudimos quedarnos en la cama. Como sardinas enlatadas nos dirigimos a Sancti-Espíritus en una mañana desapacible.

Los previos como siempre: café, los clip dorfix de las narices, pequeño calentamiento y al lío.

En la salida, Emilio que no le cogía señal el “gps” del reloj y como no sabía  a lo que iba pues eso, a todo trapo y sin parar. Detrás el “fichaje” de Madrid, Jose Ciudad, Máster (y de los buenos) en entrenar a escondidas. Cerrando las filas del club Manuel Alfaraz y yo, que había hecho un pacto de sangre y juré y perjuré que hoy acompañaría a Manuel y no me cebaría.

Y al mal tiempo buena cara. Exceptuando el viento racheado, la lluvia fue escasa y casi ni molestó. Tardamos poco en olvidar lo sufrido gracias a las cañas, la paella y los huevos con farinato que cayeron.

Fenomenal Mavi y Maite, hoy voluntarias en la carrera y responsables de la intendencia.

Fotos cortesía de Orycron Sport pincha aquí

Jose Duarte

Esta entrada fue publicada en Carreras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.