Tres Valles 2022. Y se apareció la Virgen

Perdón por el retraso en la crónica, comenzamos…

Como ya es un clásico en esta prueba desde hace ya un lustro, el TEAM DCabrerizos tuvo representación el 14 de Marzo de este 2022 con Alberto, Luis Óscar, Jorge y su hermano Alberto y un servidor.

Apenas 12 horas antes de la salida la climatología era para echarse a llorar, lluvia, viento, frío y más lluvia. Un servidor fue al Briefing (para los no entendidos es la reunión donde te explican la carrera) y allí nos dijeron básicamente que se nos había aparecido la virgen, anunciaron una ventana de buen tiempo justo en las horas de la carrera.

Con cielo despejado, sin viento y sin una nube en el horizonte (para fliparlo) a las 08:00 comenzamos a recorrer los 35K de la clásica rumbo a la cima de la Peña de Francia. Los primeros kms fueron muy tranquilos hasta el comienzo del primer cortafuego donde ya comienzan a subir las pulsaciones, seguido de un segundo y un tercero en el cual te presentas a 2 kms de la cima. Esta última parte de la ascensión fue espectacular, ya que al buen tiempo se le unía la nieve de días anteriores. Un escenario que te hace disfrutar de la subida.

Una vez arriba, comienza la dichosa magnetotermia (una forma técnica de describir muchos cantos sueltos). Enfilamos la primera bajada del día, muy peligrosa por cierto porque los cantos estaban muy resbaladizos.

Primer punto de control (10k) y descenso hasta los pies de la mesa del francés (segundo puerto del día). Este puerto ya toca la moral, no sólo porque es subida, sino porque en numerosas ocasiones prácticamente te toca ir a gatas salvando rocas peligrosamente amigas de la gravedad. Culminamos la misión de este segundo puerto y llegamos al avituallamiento del km 18. En este punto es conveniente evaluarse, y decidir si te ves con fuerza y ganas para llegar al siguiente y lejano punto de control. Un servidor había venido a jugar así que ‘palante’.

Durante los próximos 10 kms disfruté mucho por los paisajes, adentrándonos en sitios que sólo los lugareños conocen, una gozada que se confirma cuando ves los jardines del monasterio de las batuecas desde arriba, que anuncian la llegada del siguiente punto de control (km 28).

Avituallamiento y último puerto del día EL PORTILLO. Lo pongo con mayúsculas porque a mi este ya se me hace bola, 4 Kms de continua subida que se hace más largo que 90 minutos en el Bernabéu. Aquí tocó remar y remar con los palitos y que las ganas me llevaran hasta arriba (yo ahí siempre doy la prueba por terminada, salvo por lesión, caída o desmayo).

Fotos de la jornada https://photos.app.goo.gl/EbUXy861eSueo5vXA

Una vez en la cresta, hidratarse en el avituallamiento y para abajo donde inmediatamente se oye el murmullo de la Alberca y eso es como un gel extra. Aquí las piernas ya van muy tocadas pero da igual, aceleras un poquito y entras en la Alberca con el pecho inflado.

Fin del viaje, próxima estación en Julio, en la Covatilla.

Mención especial a la organización y los más de 200 voluntarios, seguramente ya se sepa, pero TRES VALLES ES UN CARRERON.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.